martes, 18 de octubre de 2011

Una de cal y una de arena

Hoy me he subido al autobús, hecho completamente normal y anodino para nada reseñable, pero esta vez el conductor me ha dado los buenos días y las gracias tras pasar la tarjeta. No unos buenos días de esos que se dicen con la boca pequeña para ser educado, no. Unos "buenos días" de los que detrás llevan el "tenga usted", aunque sea de forma implícita. Y lo más sorprendente de todo: lo ha hecho con cada persona que se ha subido al autobús y siempre con el mismo énfasis. Ya me había llamado la atención alguna vez que uno de los conductores fuese tan amable, pero dar los buenos días y las gracias a cada persona que se sube al autobús es un derroche de simpatía muy muy poco común hoy día. ¡Que puede dar fácilmente unos 500 buenos días al cabo de la jornada!
Por eso he decidido que la próxima vez que lo vea le daré las gracias por dar los buenos días a todo el mundo. Y ahora viene la otra cara del trabajo de cara al público, en este caso en la copistería. Necesitaba varios capítulos de una revista, que por ser tal no podía sacar de la biblioteca, así que he ido a fotocopiarla.
- Lo siento, solo te podemos fotocopiar el 10%.
- Bueno, pues lo que puedas, ya paso luego otra vez.
 Media hora y un café más tarde:
- Lo siento, pero no te lo puedo fotocopiar entero, te faltan 40 páginas.
- Bueno, pues haz las que sean y ya me apaño.
Me vuelvo a poner en la cola ya bastante harto de emplear una mañana entera para conseguir cuatro artículos y cuando me toca:
- ¡Pero si no te ha dado tiempo ni a salir! ¿Sabes que hay otras copisterías que puedes hacer las copias?
- Si, pero no puedo sacarlo porque es una revista.
- Es que deja que pase por lo menos una hora cada vez que te hagamos las copias.
Mi cabreo ya era monumental. Vale que no me dejes hacer más del 10% de copias (cosa de las estúpidas leyes de copyrigth) pero que encima no me dejes ponerme en cola... roza lo absurdo. ¿Pretendía esta señora que me pasase la mañana dando viajes para poco menos de tres euros en fotocopias que iba a hacer? Porque además, rizando el rizo, la revista no la puedes comprar así como así, de hecho era un número de hacía 3 ó 4 años, subvencionada por un organismo público y para terminar de darle vueltas era el coordinador del número y autor de uno de los artículos el que me había mandado a fotocopiarla.
Eso si, al final me he tenido que poner una cuarta vez en la cola.

3 comentarios:

Marylow dijo...

lo de los autobuseros (A.K.A vocabulario popular) es caso aparte. En Huércal teníamos a uno (que por suerte ya no esta) que parte de mala follá, era capaz de cerrarte la puerta del bus en las narices aun estando a la hora del mismo. Y en cambio el que le sucedió (esto parece todo un linaje autobusero) era un encanto de hombre con el que tenia mis charlas, nos contábamos el día, y hasta un día me perdono el euro...fijate tú.
En cuanto a la chonis variadas que tenemos por las distintas copisterias...nunca entenderé porque grapaban las fotocopias por la parte de abajo...un resquemor que me llevo de la universidad...
Por cierto Paco, en tu nueva andadura granadina, no nos defraudes en cuanto a entradas por favor...Sigue el ritmo xD

Juanfra dijo...

Jajajaja el del "atobús" creo que se quien dices y a Tamara le encanta (cosas de las mujeres estas) De la copistería que quieres que te diga, es un querer y no poder, un querer partirle la cara a la estúpida y no poder dársela, pero... quien sabe, en Granada quizás te encuentres "atobuseros" menos simpáticos pero chicas de copistería mas diligentes xD.

virgymr dijo...

En Granada más que autobuseros son conductores de rally, ya lo verás. Y además supongo que tendrás el máster en el campus de arriba, ¿no? Pues te va a encantar la experiencia de la subida, que podríamos resumir en una rítmica alternancia de acelerones brutales y frenazos salvajes que hacen que medio autobús acabe en el suelo. A no ser que hagas como una servidora, que optaba por subir andando a Mordor (también conocido como campus de Cartuja).

Lo del copyright, manda huevos. Te habría salido mejor hacerte amigo de la gente de la cola e ir pasándoles la revista para que fueran pidiendo cada uno el 10% correspondiente xDD Así por lo menos no hubieras tenido que esperar y no te hubiera puesto pegas la tipa. De todas formas, también es un rollo que la revista no esté informatizada y que no puedas acceder tranquilamente con una vpn.

Ah, y disfruta de los saludos mientras puedas, que en breve te toparás con la genuina mala follá granaína xD