jueves, 26 de marzo de 2009

Afición a la discusión

Los que me conocen saben que me encanta discutir. Puedo discutir sobre casi cualquier cosa, siempre y cuando sea mínimamente interesante. Pero toda discusión llega a un punto en el que el nivel de absurdo empieza a aumentar desproporcionadamente. Los ejemplos se disparatan y son los argumentos quienes controlan a los contertulios en vez de ser al revés.

Casi todo el mundo sabe distinguir este punto, y para los que no, hay una serie de frases que indican que se está perdiendo el Norte. Esta es una buena recopilación de ellas.
Muchas son simplemente datos de los que no se cita la fuente y se dan directamente como verdaderos: “Esto yo no lo inventé, lo leí en algún lado”.
Otros apelan a la capacidad mental del interlocutor: “No puedo creer que te cueste aceptar algo tan obvio”.
También están las que indican que tus argumentos empiezan a llevarte a donde no quieres: “Estás tergiversando mis palabras”.
Y finalmente las que dan la razón de los tontos: “Está bien, está bien, tienes razón. No, tienes razón, siempre tienes razón”.
Normalmente cuando se empiezan a usar estas frases ya ninguno está dispuesto a ceder, aunque en algún punto se de cuenta de que su postura tiene fallos no querrá admitirlos. Normalmente claro, ya que los buenos contertulios siempre deberían estar dispuestos a ceder ante un buen argumento.

Evidentemente esta entrada no estaría completa sin mencionar antes la Ley de Godwin:
A medida que se extiende una discusión en Internet, la probabilidad de comparar cosas usando a Hitler o a los nazis tiende a uno.

¿Y vosotros? ¿Escucháis a menudo este tipo de frases?
Edito para incluir la frase: Todo el mundo merece tener su propia opinión. Es solo que la tuya es estúpida.

3 comentarios:

elapartamento dijo...

jajajaja, por supuesto que las conozco, a lo mejor es porque discutimos con la misma gente o entre nosotros xD.

pd:a mi me encanta usar el argumento de que el otro es un fascista porque no piensa como tu, la gente se suele picar

Paco dijo...

jejeje, probablemente

El argumento definitivo es sin duda el reductio ad hitlerum: "Adolf Hitler o el partido nazi apoyaban X; por lo tanto X debe ser malo"
xDDD es insertable en casi cualquier tema jejeje

Pablo dijo...

Me encanta la ley de Godwin.